Misión, visión y valores

Misión

Nazaret es una obra apostólica enmarcada en el Área de Menores del Sector Social de la Provincia de España de la Compañía de Jesús. Su misión es prestar el mejor servicio a los menores y familias en riesgo de exclusión social en la provincia de Alicante; preferentemente en aquellas situaciones peor atendidas.

xesuitas.social_color

Tres principios básicos caracterizan el modo de proceder de Nazaret:

  • Adaptar las respuestas a las necesidades concretas, siempre cambiantes y en evolución, según las épocas y los destinatarios.

  • Trabajar de forma coordinada e integrada en las distintas administraciones públicas, que por justicia deben proteger los derechos de los ciudadanos en situación de inferioridad en un Estado Social y de Derecho como el nuestro.

  • Orientamos nuestras actuaciones según el magis ignaciano (los mejores recursos para los que peor lo tienen) gestionando nuestro procesos con criterios de calidad.

 

Visión

Dos elementos fundamentales explican nuestra visión en la actualidad:

  • Ser reconocidos como una entidad social que trabaja por el desarrollo integral de la infancia y la familia en ámbito de exclusión, desde una visión cristiana del mundo, teniendo la dignidad de la persona como punto de partida y centro de todas sus actuaciones.

  • Acompañar, servir y defender a los menores que nos son encomendados, y ser un referente para nuestros menores, sus familias y las instituciones públicas tanto por nuestro Ideario como por nuestra manera de hacer, en su desarrollo como personas.

 

Valores

Los valores en los que se apoya Nazaret para el desarrollo de su misión y visión son:

CD3

  • Vivimos un humanismo coherente que hunde sus raíces en la espirit
    ualidad ignaciana. Estamos comprometidos en el ámbito social acompañando con una mirada amable la realidad que vivimos como profesionales y como personas, potenciando el trabajo en equipo, como herramienta para compartir, reflexionar y actuar con criterios comunes, para crecer en el conocimiento mutuo y en la corresponsabilidad. Todo ello desde la autenticidad, la transparencia y la sencillez que favorecen la implicación y el compromiso de todos. Sin perder de vista la autocrítica y la mejora continua.

  • Nuestros usuarios (menores, familias,…) son los principales protagonistas y agentes de las intervenciones. Son valorados, al igual que todo miembro de la comunidad educativa, como corresponde a su dignidad de persona, atendiendo a su desarrollo personal y familiar, en condiciones de auténtica libertad y responsabilidad mediante un ambiente de confianza, participación y respeto.